Estaba trabajando cuando recordé esta historia del “Pon un tiburón en tu vida”, y pensé que te podría ayudar en estos momentos tan complicados, pero a la vez importantes, en que todos nos estamos poniendo a prueba. Para que te actives y te motives.

Esta es una historia real, una historia que puedes ponerte a ti mism@.

 

A los japoneses siempre le ha gustado el pescado fresco. Pero las aguas cercanas a Japón ya no tenían muchos peces.

Así que para alimentar a la población japonesa los barcos pesqueros tuvieron que ser fabricados más grandes para ir mar adentro.

Cada vez los pescadores tenían que ir más lejos para conseguir pescar, por lo que era más el tiempo que les tomaba regresar a entregar el pescado. Así que el pescado ya no estaba fresco.

 

Para resolver el problema, las compañías instalaron congeladores en los barcos pesqueros. Así podían pescar y poner los pescados en los congeladores. Sin embargo, los japoneses pudieron percibir la diferencia entre el pescado congelado y el fresco y no les gustó el congelado, que se tenía que vender más barato.

 

Las compañías instalaron entonces en los barcos tanques para los peces. Podían así pescar los peces, meterlos en los tanques y mantenerlos vivos hasta llegar a la costa.

 

Pero después de un tiempo los peces dejaban de moverse en el tanque. Estaban aburridos y cansados, aunque vivos. Los consumidores japoneses también notaron la diferencia del sabor porque cuando los peces dejan de moverse por días, pierden el sabor ‘fresco-fresco’.

 

¿Cómo resolvieron el problema las compañías japonesas?, ¿cómo consiguieron traer pescado con sabor de pescado fresco?

 

Para mantener el sabor fresco de los peces, las compañías pesqueras pusieron a los peces dentro de los tanques en los barcos, pero ahora también con… ¡UN TIBURÓN pequeño!

 

Claro que el tiburón se come algunos peces, pero los demás llegan muy, pero muy vivos.

 

¡Los peces son desafiados!. Tienen que nadar durante todo el trayecto dentro del tanque, para mantenerse vivos.

 

¿Qué aprendizaje puedes llevarte para ti?.

Cuando una persona alcanza sus metas, hace tiempo está en la misma empresa o proyecto, con la misma pareja… empieza a perder la pasión. Ya no necesita esforzarse tanto para tener lo MISMO. Simplemente “se relaja”. Igualmente en la situación actual que vivimos, noticias negativas, y todo el día dentro de nuestra “zona de comfort”…, bajando la guardia, abandonándonos.

 

Como el problema de los pescadores japoneses, la solución es sencilla: PON UN “TIBURÓN EN TU VIDA”.

Ya lo dijo L. Ron Hubbard a principios de los años 50: “Las personas prosperan cuando hay desafíos en su medio ambiente”.

Así pues, ponte desafíos, nuevas metas y retos… para estar “despierto”, activo, dando lo mejor de ti.

 

Y ya sabes: invita un tiburón a tu “vida” y descubre qué tan lejos realmente puedes llegar.

Para poder obtener información de la web utilizamos cookies propias. Si continua navegando consideraremos que acepta su utilización. Más información aquí

Per poder obtenir informació de la web utilitzem cookies pròpies. Si contínua navegant considerarem que accepta la seva utilització. Més informació aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies

¿No tienes las ventas que necesitas?

HAZ TU ITV COMERCIAL Y RECIBE LOS PUNTOS CRÍTICOS CON RECOMENDACIONES PERSONALIZADAS

Un completo test en el que verificarás los puntos más importantes de tu estrategia y equipo comercial

hey
beautiful,

come here often?

drop us a line

or try to find it on our website